Trabajar en Bruselas: Guía para buscar trabajo en Bruselas

Diego y Lucia

Bruselas, la capital de Bélgica y una de las ciudades más importantes de la Unión Europea, es un destino atractivo para aquellos que buscan oportunidades laborales en un entorno internacional y multicultural. Con su papel central en la política, la economía y la diplomacia, trabajar en Bruselas puede abrir puertas a una amplia gama de industrias y experiencias profesionales en el corazón de Europa.

La economía de Bruselas es diversa y dinámica, destacándose en sectores como la banca, las finanzas, el comercio, la tecnología y la consultoría. La ciudad alberga la sede de numerosas instituciones europeas y organizaciones internacionales, lo que crea un entorno laboral internacional único y brinda oportunidades para trabajar en colaboración con profesionales de todo el mundo.

Además de su importancia política y económica, Bruselas es una ciudad rica en cultura y patrimonio. Con su impresionante arquitectura, encantadoras plazas y museos de renombre, la ciudad ofrece una vida cultural vibrante.

Empleo en Bruselas

  • Bruselas ofrece oportunidades de trabajo en instituciones europeas, numerosas organizaciones intergubernamentales y ONG.
  • Las tasas impositivas dependen de su estado de residencia. La doble imposición se puede evitar gracias a los tratados que Bélgica ha hecho con varios países.
  • La seguridad social ofrece los mismos derechos y deberes para nacionales y expatriados por igual; la asistencia sanitaria es obligatoria y cubre hasta el 75% de los gastos médicos.
  • Hay varios permisos de trabajo que se aplican a diferentes situaciones.

Como expatriado que trabaja en Bruselas, formarás parte de una comunidad internacional. Al menos el 30% de los habitantes son residentes extranjeros. La razón por la que tantos extranjeros viven y trabajan actualmente en Bruselas es principalmente el estatus de la ciudad como centro de la política internacional.

Muchas otras empresas en la economía orientada a los servicios de la ciudad dependen directa o indirectamente de la presencia de tantos políticos, diplomáticos y personal administrativo extranjeros que trabajan en Bruselas. Sin embargo, las empresas multinacionales con sede regional o mundial en Bruselas también ofrecen puestos de trabajo para ciudadanos extranjeros.

Los mayores proveedores de empleo: la UE, las organizaciones intergubernamentales y las ONG

Las mayores organizaciones internacionales por número de empleados que trabajan en Bruselas o sus alrededores son, sin duda, la UE y la OTAN (esta última con sede al sur de Bruselas en Mons). Las principales instituciones de la UE cuyo personal trabaja en Bruselas son la Comisión Europea y el Consejo Europeo. Con sede en el Barrio Europeo en el este de la ciudad, se dice que solo la Comisión reclama una cuarta parte del espacio total de oficinas de la ciudad para sus empleados.

Otras grandes organizaciones internacionales ubicadas en Bruselas incluyen, por ejemplo, la Organización Mundial de Aduanas y Eurocontrol. Además de (y debido a) todas estas organizaciones intergubernamentales (OIG) y ONG, hay varios cientos de consultoras de cabildeo trabajando en Bruselas y, supuestamente, más periodistas y embajadores que en Washington, DC También hay un sector industrial pequeño pero importante : Las cervecerías de Bruselas no solo son famosas en todo el mundo, sino que también dan empleo a bastantes personas.

Todo sobre Impuestos en Bruselas

Como extranjero que trabaja en Bruselas, la forma en que se calcula su impuesto sobre la renta en Bélgica depende de su estado de residencia. Puede trabajar en Bruselas sin calificar como residente belga: en este caso, solo pagará impuestos sobre la parte de sus ingresos que reciba de fuentes belgas. Sin embargo, si está registrado en Bruselas y está físicamente presente más de 183 días al año, o si la gestión de sus activos se encuentra en Bruselas (incluso si los activos están en otro lugar), se le clasificará como residente belga a efectos fiscales.

Los expatriados pueden tener derecho a una asignación libre de impuestos para compensar los gastos adicionales comúnmente asociados con la vida de expatriados, como los costos de viaje y reubicación, alojamiento y matrícula escolar, siempre que no estén cubiertos por el empleador. Debe comunicarse con las autoridades fiscales para averiguar si califica. La asignación tiene un tope de aproximadamente 11 000 EUR por año, o alrededor de 30 000 EUR en casos excepcionales, por ejemplo, para actividades de control o coordinación o para investigación científica.

Si está clasificado como residente belga, debe presentar una declaración de impuestos al final de cada año fiscal (igual que el año natural). Esto se puede hacer en línea a través del  sitio web de FPS Finance (solo en francés y holandés). Las autoridades fiscales de su comunidad le informarán si está sujeto al impuesto sobre la renta como extranjero que trabaja en Bruselas.

No hay necesidad de preocuparse por la doble imposición

Los ciudadanos de la UE que trabajan en Bruselas no tienen que preocuparse por la doble imposición: están protegidos por varios tratados de la UE a tal efecto. Bélgica también ha firmado tratados de doble imposición con varios países fuera de la UE. Estos tratados regulan cualquier problema que pueda surgir de la autoridad fiscal del país de origen que interfiere con la del país de residencia. Una  lista completa de los tratados fiscales, incluidos los detalles de los acuerdos individuales, está disponible en el sitio web de FPS Finance.

Una visión general del sistema de seguridad social

Todos los que reciben un salario de una empresa en Bruselas aportan automáticamente aproximadamente el 13% de su salario mensual bruto al sistema de seguridad social belga. El importe se deducirá directamente de tu salario y se transferirá a un fondo de seguridad social, junto con una aportación de casi el 25% por parte del empleador.

Los trabajadores por cuenta propia pagan su contribución de seguridad social trimestral al fondo de seguridad social al que están afiliados. Esta cotización provisional se calcula sobre la base de los ingresos laborales profesionales netos del trabajador por cuenta propia en el tercer año natural (año de referencia) anterior al año por el cual se debe cotizar. Las contribuciones trimestrales comienzan en alrededor de 700 EUR por trimestre.

Existen diferentes regímenes de seguridad social para trabajadores por cuenta ajena, autónomos y funcionarios públicos. Los siete llamados sectores clásicos del sistema de seguridad social belga incluyen: pensiones de vejez y supervivencia, prestaciones por desempleo, seguro de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, prestaciones familiares, seguro obligatorio de asistencia médica y prestaciones, y vacaciones anuales pagadas. Este último, sin embargo, sólo se paga de los fondos de seguridad social a los trabajadores de cuello azul; otros empleados tienen arreglos individuales con sus empleadores.

Garantía de seguridad social para Estados no miembros de la UE

Los ciudadanos de la UE/EEE que residen en Bruselas tienen los mismos derechos y deberes que los ciudadanos belgas en lo que respecta a la seguridad social. Pagan las mismas cotizaciones, reciben las mismas prestaciones y conservan sus derechos a las prestaciones, sin importar en qué parte de la UE/EEE residan, ya que las cotizaciones siempre suman. Sin embargo, si bien esto suena bien en teoría, a menudo enfrentará algunos obstáculos burocráticos cuando se trata de reclamar ciertos beneficios.

Varios estados no miembros de la UE han firmado acuerdos de seguridad social con Bélgica para asegurarse de que no se pierdan las contribuciones y beneficios de la seguridad social. Para conocer los términos y condiciones exactos de los acuerdos individuales, consulte el sitio web del  Portal de la Seguridad Social de Bélgica  y haga clic en su país.

Actualmente, existen convenios bilaterales de seguridad social entre Bélgica y los siguientes países: Argelia, Australia, Bosnia-Herzegovina, Canadá, Chile, Congo (RD), Croacia, India, Israel, Japón, Kosovo, Macedonia, Marruecos, Montenegro, Filipinas , San Marino, Serbia, Corea del Sur, Túnez, Turquía, Uruguay y Estados Unidos.

De importancia crucial: seguro de salud

El seguro médico es obligatorio para todos en Bélgica. Si trabaja en Bruselas y paga contribuciones a la seguridad social, automáticamente estará asegurado bajo el régimen del gobierno. Sin embargo, usted es responsable de registrarse en un fondo de seguro médico. Este puede ser un fondo de seguro mutuo, un servicio regional del Fondo Auxiliar para el Seguro de Enfermedad e Invalidez, o el Fondo de Seguro de Salud del Holding de la Compañía Nacional de Ferrocarriles de Bélgica.

La mayoría de los fondos mutuos de seguros están asociados con una determinada profesión o religión, pero en la práctica ahora están abiertos a todos. Se puede encontrar más información sobre el alta en una mutua de seguros en el  Portal de la Seguridad Social; la información se proporciona en francés, holandés y alemán.

¿Qué cubre su seguro de salud?

Su seguro cubre hasta el 75 % de sus costos médicos siempre que los precios se ajusten a las pautas aprobadas por el gobierno. Consulte con sus médicos si a) están registrados como econventioneerd/conventionné  (es decir, siguen esas pautas) yb) si el tratamiento que ofrecen está en la nomenclatura estándar de dispensaciones médicas (una lista que detalla todos los tipos de atención médica que se reembolsarán).

Tenga en cuenta que se espera que pague por adelantado cualquier visita al médico. Para recibir reembolsos de su seguro de salud, debe adjuntar una etiqueta (proporcionada por su fondo) a la factura y enviarla. Algunas personas optan por un seguro de salud privado adicional para cubrir la parte no reembolsable de los costos médicos.

Práctico para saber: instalaciones médicas en Bruselas

Puede registrarse con cualquier médico de su elección. También es posible ver a un especialista sin consultar primero a un médico general. El sitio web Médecin Généraliste Bruxelles le ayuda a buscar un médico de cabecera por área o idioma; la línea de ayuda en inglés  CHS  también puede proporcionarle información sobre médicos de habla inglesa y consejos médicos; finalmente, la Embajada de los Estados Unidos tiene una lista (por región y especialidad) de médicos de habla inglesa.

Los cinco grandes hospitales públicos de Bruselas están unidos por la  red IRIS. Tres de ellos son hospitales universitarios: el Hospital Universitario Brugmann, el Hospital Universitario Saint-Pierre y el Hospital Universitario Infantil Reina Fabiola (QFCUH). El Instituto Jules Bordet es un hospital independiente dedicado por completo a las enfermedades cancerosas y los Hospitales IRIS Sur constituyen una institución generalista en cuatro sitios al sur de Bruselas. Además, hay varias clínicas privadas en Bruselas, que no necesariamente son mejores, pero a menudo se especializan en enfermedades específicas.

Las farmacias están abiertas durante el horario normal de apertura, pero en cada área siempre hay una farmacia en servicio las 24 horas, los 7 días de la semana. Para encontrar una farmacia abierta, consulte el Service de garde. A la hora de recoger una receta médica, la tasa de reembolso se aplica directamente: no es necesario que pagues el importe total.

¿Qué permiso de trabajo es adecuado para usted?

Todos los ciudadanos no pertenecientes al EEE y algunos ciudadanos «nuevos» de la UE que quieran trabajar en Bruselas están legalmente obligados a obtener un permiso. El período transitorio para los “nuevos” estados miembros de la UE, Rumanía y Bulgaria, expiró el 31 de diciembre de 2013, por lo que los ciudadanos de estos países ahora pueden trabajar libremente en Bélgica. Los siguientes tipos de permisos de trabajo están disponibles:

  • Permiso A:  Este solo está dirigido a extranjeros que ya trabajan en Bélgica con un Permiso B. Se otorga exclusivamente a personas que han estado trabajando en Bélgica durante un mínimo de cuatro de diez años. La ventaja de un Permiso A es que sus titulares ya no están atados a un trabajo específico y pueden cambiar de empleador a voluntad.
  • Permiso B:  su posible empleador debe obtenerlo en su nombre antes de que comience a trabajar en Bélgica. Tiene una validez de un año y te compromete con el trabajo para el que se te otorgó originalmente. El empleador debe demostrar que la vacante no puede ser cubierta por un ciudadano de la UE o un residente permanente de Bélgica.
  • Permiso C:  las personas con un estatus de residencia limitado, por ejemplo, estudiantes o refugiados, pueden solicitar este permiso si desean realizar un trabajo temporal. Los permisos C no están vinculados a un trabajo o empleador específico.

Cómo obtener un permiso de trabajo

El Permiso AB se otorgará automáticamente si su empleador ha recibido autorización para emplearlo. Necesita este permiso de trabajo para solicitar su visa. Si desea pasar de un Permiso B a un Permiso A, debe comunicarse con la autoridad de Bruselas responsable de los permisos de trabajo: la  Cellule permis de travail  (Unidad de Permisos de Trabajo) del  Ministère de la Région Bruxelles-Capitale  (Ministerio de Bruselas- Región Capital),  Gare du Nord (Estación del Norte de Bruselas), Rue de Progrès 80, 1035 Bruselas.

¿Cómo trabajar en Bruselas siendo español? ¿Cómo hacer para ir a trabajar a Bruselas? ¿Qué tan fácil es conseguir trabajo en Bruselas? ¿Cuánto pagan en un trabajo en Bruselas? Trabajar en Bruselas en 2024 o el Bruselas.

Comparte!

3 comentarios en «Trabajar en Bruselas: Guía para buscar trabajo en Bruselas»

  1. Creo que trabajar en Bruselas puede ser una gran oportunidad, ¡pero los impuestos me preocupan! ¿Alguien tiene experiencia con eso?

    • Pues si no te gusta, siempre puedes irte y dejar de quejarte. Los impuestos sirven para financiar servicios públicos de calidad ¿o esperas que todo sea gratis? Mejor infórmate antes de soltar comentarios sin sentido.

Los comentarios están cerrados.